• septiembre

    11

    2014
  • 623
  • 0

Los retos del sector de la limpieza en España

Con una economía que ha creado en los últimos doce meses más de 300 mil empleos, a la que la Comisión Europea le ha revisado al alza sus previsiones de crecimiento para 2014 y 2015, ya que Bruselas espera que el PIB español crezca un 1,2% este año y un 2,1% en 2015, y con el anuncio del Gobierno de que se crearán 600 mil  puestos de trabajo en los próximos dos años, al sector de la limpieza en España le espera un futuro lleno de incertidumbres, según las principales asociaciones y empresas sectoriales.

Nuestro sector mueve en España cifras que rondan los 9 mil millones de euros y da empleo a 500 mil personas. En lo que va de crisis, se han abierto varios frentes: las centrales de compras, el reto de la  negociación colectiva y los convenios de empresa, los cambios impositivos y la nueva normativa que afecta directamente a la contratación pública. Un panorama que requiere templanza y determinación para seguir adelante e ir manejando la situación.

Uno de los problemas que hemos tenido en el sector es que hemos entrado más tarde en la crisis, y saldremos más tarde que el resto.

Estos dos próximos años van a ser los más duros, sobre todo por los cambios legislativos. La voracidad impositiva del gobierno, con la inclusión en las cotizaciones de distintos pluses extrasalariales que antes estaban exentos de cotización, la eliminación de las bonificaciones y la subida generalizada de las cotizaciones ha supuesto un duro golpe para las cuentas de resultados de las empresas sectoriales. El propio cliente no nos entiende.

A mi juicio, una de las oportunidades que ha perdido el sector en esta crisis ha sido la de afrontar de una vez por todas la transformación de la negociación colectiva. Para las patronales, durante esta crisis se han negociado “convenios colectivos razonables para ambas partes”. Pero la realidad es que no han afrontado problemas latentes como la diversidad de convenios locales, provinciales o autonómicos, el absentismo laboral, los días de asuntos propios, los complementos por IT o la subrogación, que son los verdaderos problemas del sector que los clientes no entienden y que perjudican claramente tanto a ellos como a nuestras empresas.

Pero tras la Reforma Laboral aprobada en el 2012, se abre un nuevo frente que puede solucionar estos problemas: el convenio colectivo de empresa. Para las patronales y las grandes empresas estos convenios generan incertidumbre y competencia desleal entre empresas, que pueden dar al traste con el sector. Consideran que los convenios sectoriales aportan unas mínimas normas de juego.

Sin embargo, las tendencias y las influencias de otros mercados no se alinean con esta idea. Los convenios laborales repercuten directamente en los clientes, de ahí que el miedo latente sea la competencia salarial, una situación de rebaja de salarios que en otros países, donde funcionan con convenios de empresa, esa competencia no se produce.

Como es bien sabido, las crisis no significan sólo peligro, también conllevan oportunidades. Para afrontar los nuevos retos hay que aprovechar herramientas como la internacionalización, la especialización o la diversificación, y disciplinas como el Facility Management entre otras, como posibles estrategias para incrementar la cifra de negocio.

El Facility Management es una de las disciplinas que más está creciendo en Europa en los últimos años. Se trata de un sector nuevo que tiene un potencial de crecimiento espectacular. En España el sector está cada vez más implantado y ha evolucionado según las necesidades que el mercado ha ido demandando.

Grupo Servalia. Facility Management. Servicios Auxiliares. Servicios de Limpieza

El Facility Management abarca multitud de servicios, entre los que se encuentra la limpieza, el mantenimiento, la restauración, el control de plagas e higiene ambiental, la seguridad, los servicios auxiliares y la jardinería, entre otros. Aunque el servicio único no desaparecerá, el mercado evoluciona hacia la integración de servicios y la búsqueda de proveedores globales.

Según el Estudio Euro Facility Management se estima que el volumen de mercado en España para Facility Management asciende a cerca de 51.000 millones de euros.

El Facility Manager  se encarga de conocer la situación global de los inmuebles que gestiona y de aplicar planes de mejora. Dentro de este campo, el profesional gestiona incidencias, verifica el cumplimiento de contratos, implanta acciones que aportan una mejora continua y realiza el seguimiento y el control de gastos de manera exhaustiva. Además, verifica el cumplimiento de la normativa y se encarga de la coordinación entre los proveedores de distintos servicios. En definitiva, la labor del Facility Manager sirve para mejorar la productividad y la eficiencia de las empresas.

Por eso, ante esta compleja situación, el sector de la limpieza puede beneficiarse del Facility Management para mejorar sus datos. Las cifras son muy positivas. Por ejemplo, un Facility Manager que gestione varios servicios (limpieza, mantenimiento, jardinería) puede ahorrar una media de un 10% en costes, siempre y cuando el contrato y la prestación de servicios se basen en outputs como SLA y no en horas contratadas,  y mejorar la eficacia de la compañía en un 5%.

Una vez que las organizaciones conozcan todos los beneficios y, sobre todo, el ahorro de costes y la eficiencia que puede llegar a suponer la gestión de un Facility Manager en sus servicios de limpieza, gran parte de ellas apostarán por esta disciplina.

DEJAR COMENTARIO

Tu comentario será publicado tras la revisión

Servalia 2017 | Aviso Legal y Política de Privacidad | Política de Cookies

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar y seguir navegando entendemos que acepta el uso de cookies y aceptación de nuestra Política de privacidad y nuestra Política de Cookies